Productos de calidad, familia feliz

 

¿Cuál es el mejor colchón para el bebé? ¿El bebé debe dormir con una almohada? ¿Cuáles son las materias primas adecuadas para la comodidad del sueño de los más pequeños?

Los bebés duermen entre 16-20 horas al día, por lo que elegir un buen colchón y una buena almohada debe ser una prioridad para garantizar un ambiente de comodidad y seguridad para el sueño de su bebé.


En esta búsqueda, hay tres factores que hay que tener en cuenta:


• Un colchón para bebés no debe ser demasiado duro ni demasiado blando. Asi, el cuerpo del bebé no se hunde cuando se acuesta para no comprometer el desarrollo normal de su columna vertebral.

• El colchón debe ser transpirable para evitar que el bebé se sofoque durante el sueño.

• El colchón debe colocarse bajo una superficie firme.


La espuma proporciona un soporte más ergonómico y suave que los muelles. Pero, atención, es importante elegir una espuma con celda abierta con suficiente densidad para permitir un soporte firme y estable. De este modo, el bebé no estará en una posición incómoda ni en riesgo de deformación. Recomendamos Eurospuma® Conventional 2835 para un colchón más básico.


Para una comodidad superior, pruebe la tecnología Omnisoft que combina suavidad adicional con una excelente resistencia al uso.


Nuestras espumas AIR también son una alternativa transpirable adicional gracias a su célula reticulada.


Para evitar la formación de olores, la aparición de ácaros y la retención de humedad, elija un colchón de fibra que permite un mejor paso de aire y líquidos, evitando así la necesidad de cubiertas impermeables de colchones. Aconsejamos nuestra gama Standard, hecha a base de fibras sólidas.


¿Y la almohada?

Los bebés y los adultos son diferentes, por lo que no se puede elegir el mismo tipo de almohada.


Con el fin de proporcionar comodidad y adaptabilidad al bebé, lo ideal es una almohada de fibra. La fibra Comforel® Allerban® es ideal para bebés porque combina características de regulación de la humedad, suavidad, así como un tratamiento antibacteriano y anti-ácaros.


Todas nuestras fibras cuentan con la certificación OEKO-TEX® Standard 100, que cumple con las normas de certificación europeas más exigentes, asegurando que no haya ningún peligro entre al menos 100 sustancias nocivas. También es esencial que la ropa de cama tenga la misma certificación, para que, en su conjunto, no se pierdan las grandes ventajas de nuestras fibras.


No cubra a los bebés con mantas gruesas o colchas. La opción correcta es un edredón con buen aislamiento térmico, regulación de volumen y humedad. La fibra Hollofil® Allerban® reúne todas estas características importantes, siendo, además, una buena opción antibacteriana.


Siga estas instrucciones y dé a su bebé la protección y comodidad que merece en sus primeros días de vida.

Sea lo que sea que elijas, ¡Eurospuma tiene la mejor solución!


linkedin social icon facebook social icon twitter social icon