El regalo perfecto para las mamas de primerizas

 

El Día de la Madre se acerca y para las madres primerizas puede ser un desafío encontrar una posición cómoda para amamantar. ¡Pero tranquila que todo tiene una solución! Para que pueda disfrutar de sus nuevas rutinas, use una almohada de lactancia.

 

Las almohadas de lactancia permiten aliviar la tensión en la espalda, el cuello y especialmente en los brazos de la madre porque levantan al bebé. Así que la hora de comer ya no tiene que ser un martirio, sino un momento de conexión muy necesaria con su hijo. La almohada también le da la comodidad necesaria al bebé para comer con tranquilidad.


¿Cómo elegir la almohada adecuada?


Las almohadas de lactancia pueden tener muchas formas, estilos y diseños. El ajuste, la forma y la firmeza son cuestiones se deben considerar.


Las almohadas ideales llevan espuma viscoelástica porque se moldean a cualquier forma y peso corporal y recuperan rápidamente su forma original después de la compresión. Sin embargo, la espuma viscoelástica no es toda igual. Su estructura celular puede variar de muy abierta a casi cerrada. Mientras más cerrada sea la estructura celular, menor será la circulación del aire en la espuma, haciéndola menos higiénica.

 

¿Has probado nuestra tecnología Eurospuma® Visco o Coolflow™? La tecnología Coolflow™ es tres veces más eficiente en la disipación del calor y de la humedad que las espumas viscoelásticas tradicionales y cuatro veces más duradera. Para mayor soporte, puede optar por una espuma convencional, como Eurospuma® Convencional 2028. En Eurospuma no faltan opciones de espumas para esta fase tan especial que es la maternidad.


Es esencial que la funda de la almohada de lactancia sea removible para que pueda lavarse. Elija una funda removible que se pueda lavar a máquina y con características antialérgicas. ¡Tu bebé te lo agradece!


linkedin social icon facebook social icon twitter social icon