¿Puedo medir la comodidad de un colchón?

¿Puedo medir la comodidad de un colchón?

A la hora de comprar un colchón imaginamos una solución cómoda. Sin embargo, la comodidad es un concepto relativo y abstracto porque varía de persona a persona. Entonces, ¿cómo podemos medir la comodidad de un colchón?

Debemos empezar por considerar dos aspectos: las características que protegen nuestra salud y nuestro gusto personal. Mezclar los dos da como resultado el colchón más cómodo para cada usuario

Aunque uno de los factores para tener en cuenta es la dureza del colchón, esto también depende del sabor de cada uno. Algunas personas eligen colchones más blandos y aquellos que prefieren los más duros. La verdad es que demasiados colchones blandos se desprenden por el hundimiento del cuerpo y, por lo tanto, la desalineación de la columna vertebral. Si el colchón es demasiado duro, provoca dolor de espalda porque no alivia la presión de nuestro cuerpo. Por supuesto, la posición en la que duerme la persona también influye en esta elección. Por ejemplo, dormir de lado pide una espuma que se amolda a nuestro cuerpo por lo que un colchón duro para los que duermen de lado es incómodo.

Asimismo, el confort térmico afecta directamente a la calidad del sueño. La regulación de la temperatura durante el sueño depende de la capacidad del colchón para disipar el calor liberado por el cuerpo.

Así, las características de las espumas utilizadas en el colchón y la funda del colchón son determinantes para la comodidad del usuario. En Eurospuma, buscamos soluciones que mejoren la disipación de calor a través de nuestras tecnologías Coolflow, Coolgraph, Titanium y Cuprum.

A continuación, el apoyo y la distribución de la presión corporal por la noche aseguran la correcta alineación de la columna vertebral en las diferentes posiciones en las que dormimos. Para asegurar la distribución de la presión debemos optar por espumas viscoelásticas ya que se adaptan al cuerpo y distribuyen uniformemente su presión, para que los músculos puedan relajarse. Para ello, aconsejamos a nuestros Visco, Coolflow, Coolgraph, Omnitemp, Cuprum, Titanium, Omnisoft y Ecofoam. Para garantizar un soporte personalizado, opte por el revolucionario Energex que agrega el alivio de presión de una espuma viscoelástica con el soporte de una espuma de alta resistencia para una comodidad similar a la del usuario.

La densidad interfiere con la resistencia mecánica del colchón, comprometiendo sus propiedades con el uso a lo largo del tiempo. En Eurospuma, recomendamos una densidad mínima de 30 kg para colchones con el fin de garantizar el soporte necesario para un uso prolongado. Por lo tanto, la experiencia del usuario también depende de la durabilidad de la comodidad inicial.

Además, la constitución del colchón tiene un impacto en la sensación de comodidad del usuario. Las diferentes capas, espesores y dibujos de corte darán como resultado una sensación única con cada configuración. 

En cierto sentido, no se puede definir un nivel único y absoluto de comodidad de un colchón, ya que este concepto varía de persona a persona. Sin embargo, asegúrese de que su colchón tenga las características necesarias para garantizar la alineación de su espalda y un toque personal para desarrollar la solución ideal.


linkedin social icon facebook social icon twitter social icon