¿Las espumas viscoelásticas deben tener una estructura célular abierta?

¿Las espumas viscoelásticas deben tener una estructura célular abierta?

 

La elección del tipo de estructura de células de espuma - abierta o cerrada - dependerá de la aplicación que queremos darle.


¿Célula abierta o cerrada?


La espuma flexible de célula cerrada tiene una estructura más homogénea, menor conductividad térmica y menor capacidad de absorción de agua, vapor, humedad, etc., en comparación con espumas flexibles de células abiertas. Por lo tanto, hay industrias que utilizan espumas de célula cerrada en respuesta a necesidades específicas.


La industria cosmética, por ejemplo, se beneficia de la baja capacidad de absorción de espumas de célula cerrada en los aplicadores base, de modo que la extienden en lugar de absorberla.

En la industria automóvil, los asientos de automóviles se componen tradicionalmente de espuma de célula cerrada y moldeada, ya que permite un mayor control de los costos de producción, series y reproducción precisa de la forma del modelo, que son más variables en espumas de célula abierta (por el tipo de producción y corte de máquina).

Si la impermeabilidad y el aislamiento son características necesarias, las espumas de célula más abierta estarán en desventaja, ya que permiten que el aire, el calor, el sonido y el agua pasen más fácilmente. Por lo tanto, en el sector de la construcción se suele utilizar espumas de célula cerrada.


Las espumas de célula abierta tienen mayor porosidad, es decir, permiten el paso de un mayor flujo de aire, calor y humedad. En Eurospuma privilegiamos estas características, ya que en los mercados tradicionales con los que trabajamos – colchonería y mobiliario – los productos están en contacto directo con el cuerpo, requiriendo la mayor higiene y confort térmico posible.


Si el sistema de descanso está bien construido (incluyendo el protector, la funda del colchón e incluso el canapé o margarita), las espumas de célula abierta maximizan la comodidad del usuario al evitar la acumulación de calor y humedad del cuerpo mientras duerme. ¡Por lo tanto, las condiciones para una noche de descanso se cumplen!


El compression set de las espumas de célula abierta es generalmente menor que las espumas de célula cerrada, lo que significa que su capacidad para recuperarse después de la compresión es mayor. Incluso, es posible que algunas espumas de célula cerrada utilizadas en colchonería y mobiliario no recuperen completamente su dimensión inicial después de una compresión intensa y duradera.

 

 

¿Las espumas viscoelásticas deben tener una célula abierta?


La espuma viscoelástica está formulada para absorber más presión, dando forma a cualquier forma y peso corporal. Poco a poco vuelve a su formato original después de la compresión, y a menudo se llama "espuma de memoria". La espuma viscoelástica también reacciona a los cambios de temperatura, endureciendo con el frío y suavizando con el calor. Dependiendo de la formulación y aplicación, su estructura celular puede variar de muy abierta a casi cerrada.


Tradicionalmente, las espumas viscoelásticas son más cerradas que otros tipos de espuma, debido a las materias primas base que las componen y el método de producción, pero también porque tienen células más pequeñas. Estas espumas se utilizan en aplicaciones donde la comodidad es más valorada y la circulación de aire y humedad son esenciales para mantener no sólo el confort térmico, sino también la higiene de los productos de colchonería. Por lo tanto, una espuma viscoelástica más cerrada queda en desventaja en comparación con una espuma más abierta.


Por el tipo de estructura polimérica y celular que tiene, el compression set de una espuma viscoelástica abierta es muy reducido, presentando los valores más bajos (y más favorables) entre todos los tipos de espuma.


Nuestro portafolio ofrece un conjunto de soluciones de espumas de célula abierta, basadas en la tecnología COOLFLOW, cuyo objetivo es mejorar la circulación del aire de las espumas viscoelásticas. También existe la posibilidad de integrar partículas metálicas u orgánicas en espumas que maximizan la capacidad de disipación de calor y humedad del cuerpo, como las tecnologías COOLGRAPH, TITANIUM y CUPRUM.


Los colchoneros que no optan por espumas de célula abierta, por razones de costo aparente, terminan usando fundas "refrescantes" y otros materiales, que tratan de cubrir las limitaciones de circulación de aire de las espumas de célula cerrada. En el caso de la producción de almohadas, hay fabricantes que optan por espumas de célula cerrada, perforando los modelos, para crear circulación de aire y mantener el confort térmico. Los residuos son mínimos en comparación con la necesidad de cortar un bloque de espuma con célula abierta, haciendo esta opción más competitiva, pero sin las valencias (naturales) de circulación de aire. ¡Es el caso de decir que “lo barato viene caro”!


Como resultado, nuestros 56 años de experiencia demuestran que las espumas viscoelásticas de célula abierta son las más adecuadas para la industria del colchonería y mobiliario.


linkedin social icon facebook social icon twitter social icon